Desde el Bioterio

Alimentación de los Animales de Laboratorio, Parte II

publicado a la‎(s)‎ 28 jul. 2016 6:48 por RedCicuales Colombia

ETS 123: apéndice A, Guía para el alojamiento y cuidado de animales (Artículo 5 de  la Convención)

Parágrafo 4.6 Disposiciones Generales para la Alimentación de Animales

A- Características de la Dieta:

  1.  La dieta debe satisfacer las necesidades nutricionales y conductuales del animal.
  2.  En el caso de ciertas especies, es necesario diseñar el ambiente de forma tal que el animal tenga la oportunidad de buscar su propio alimento.
  3. La fibra no digerible también puede ser un componente importante en la dieta a de muchos animales, a la vez de que puede jugar un papel en la manifestación de su comportamiento natural.
  4. La dieta debe ser gustosa y libre de contaminantes.
  5. Deben tomarse precauciones en la selección de la materia prima, elaboración, transporte y administración de la dieta, a fin de minimizar su contaminación física, química o microbiológica.
  6.  El empaque de la comida debe contener información clara sobre la naturaleza del producto y su fecha de elaboración.
  7. El fabricante  debe proveer en forma clara una fecha de caducidad del producto y respetar la misma.

B. Almacenamiento

  1. El empaque, transporte y almacenamiento debe ser tal que evite la contaminación, deterioro o destrucción de la dieta.
  2. Los espacios de almacenamiento de alimento deben ser frescos, secos, oscuros y a prueba de insectos u otro tipo de plagas.
  3. Los alimentos perecederos, tales como hortalizas, frutas, carnes o pescados, deben ser almacenados en neveras o congeladores.

C. Administración

  1. Las tolvas o cualquier otro adminiculo utilizado para la alimentación debe ser limpiado regularmente y esterilizado si fuese necesario.
  2. Si se utiliza alimento húmedo, o si este puede contaminarse fácilmente de heces o de agua, es conveniente lava las tolvas diariamente.
  3. Se debe proveer suficiente espacio de alimentación para que todos los animales tengan acceso al alimento, manteniendo al mínimo la competencia.
  4. En algunas circunstancias, puede ser necesario controlar la ingesta de alimentos a fin de evitar la obesidad.

Alimentación de los Animales de Laboratorio

publicado a la‎(s)‎ 5 dic. 2012 11:20 por Usuario desconocido   [ actualizado el 9 mar. 2017 7:48 por RedCicuales Colombia ]

Cuidado de los Animales Terrestres, Guía de Cuidado y Uso de Animales de Laboratorio (2010) p. 65-67

CARACTERISTICAS DE LA DIETA

Hay cuatro requisitos fundamentales que deben  cumplir las dietas de los animales de laboratorio:

  1. Deben ajustarse a las necesidades nutricionales de la especie y  edad de los sujetos experimentales
  2. Deben permitir la manifestación de la conducta característica de alimentación del organismo
  3. Deben ser agradables al animal
  4. Deben estar libres de contaminantes químicos,   microbianos y toxinas naturales

 

A fin de satisfacer estos requisitos básicos, existen varios tipos de dietas, que se pueden clasificar de acuerdo con el grado de refinamiento de sus ingredientes.  Las dietas de ingredientes naturales son aquellas formuladas a partir de productos agrícolas y suelen estar disponibles para la mayoría de las especies tradicionales de laboratorio. Ocasionalmente, las dietas de ingredientes naturales pueden presentar niveles bajos de contaminantes, tales como pesticidas residuales o minerales pesados, que si bien pueden ser inocuos en una amplia gama de contextos experimentales, pueden tener efectos sutiles en los resultados experimentales. Las dietas certificadas son aquellas que han sido sistemáticamente inspeccionadas para garantizar la ausencia de estos contaminantes naturales. Estas dietas certificadas son recomendables  para estudios farmacológicos preclínicos y forman parte de los estándares Buenas Prácticas de Laboratorio de la Administración de  Drogas y Alimentos Norteamericana (FDA, CFR 2009). De uso menos frecuente, dados sus costos, palatabilidad y caducidad, están las dietas purificadas y las dietas definidas químicamente.  En las primeras, cada ingrediente contiene un solo nutriente o clase de nutrientes.  Las dietas químicamente definidas, por su parte, contienen los ingredientes mas elementales posibles, tales como amino-ácidos individuales y azúcares específicos.

 

ADQUISICION, TRANSPORTE Y ALMACENAMIENTO

 

Los administradores de bioterios deben ser acuciosos en las medidas necesarias para minimizar la introducción de enfermedades, parásitos y vectores de enfermedad, tales como insectos y demás plagas, así como la presencia de contaminantes químicos que puedan afectar a las colonias.

En el momento de realizar la compra de alimentos, es conveniente considerar los procedimientos y prácticas de los fabricantes y proveedores en lo que toca al almacenamiento, control de plagas y manipulación del alimento.  Las instituciones deben  instar a los proveedores a  proveer análisis periódicos del contenido nutricional del producto.  El usuario debe conocer la l fecha de manufactura del producto y demás factores que puedan afectar la caducidad del mismo.  El alimento rancio o aquel que es transportado o almacenado de forma inapropiada puede tener un valor nutricional deficiente.  Al recibir el alimento,  deben examinarse las  bolsas, para asegurarse de que no hayan sido penetradas por líquidos, plagas u otros contaminantes.  Deben registrarse las cantidades recibidas en cada envió  y las existencias deben rotarse de forma que el alimento mas viejo sea utilizado primero.

Las áreas en las cuales se procesan o almacenan las dietas o sus ingredientes deben permanecer limpias y restringidas, a fin de evitar la entrada de plagas. El alimento  no debe almacenarse directamente sobre el piso, sino sobre plataformas,  estanterías o carros que faciliten la sanitación.   Las bolsas de alimento q abiertas deben almacenarse en recipientes a prueba de plagas a fin de minimizar la contaminación y posible propagación de patógenos.

Se recomienda el almacenamiento de  las dietas de ingredientes naturales a temperaturas inferiores a los 21°C y 50% de humedad, ya que las temperaturas elevadas, la humedad extrema, la falta de condiciones sanitarias y los insectos y demás plagas pueden acelerar la descomposición del alimento. Si se almacenan en condiciones apropiadas, la mayor parte de las dietas naturales tienen una duración aproximada de seis meses después de su manufactura. La vitamina C no estabilizada puede tener un período de caducidad de sólo tres meses, pero las formas estabilizadas que se utilizan normalmente pueden tener una vida útil más larga. La refrigeración puede preservar la calidad nutricional  y duración de los alimentos, pero los periodos de refrigeración deben minimizarse, tomando en cuenta las instrucciones del fabricante.  Las dietas purificadas y definidas químicamente tienen una vida útil mas corta y deben almacenarse a temperaturas iguales o inferiores a 4°C.

Para los roedores  libres de patógenos,  definidos microbiológicamente e inmunodeficientes, existen dietas irradiadas y dietas fortificadas que pueden ser sometidas a autoclave.  El uso de estas dietas asegura que las vitaminas lábiles no se vean comprometidas por el vapor o el calor. Debe tenerse en cuenta que el uso del autoclave puede alterar la dureza de la comida y por consiguiente, su palatabilidad, así como también puede alterar la química de los nutrientes.  Debe registrarse la fecha de esterilización y utilizarse la comida lo más rápidamente posible.

 

ADMINISTRACIÓN

 

Las tolvas de administración de alimentos se deben colocar de forma que sean de fácil acceso a los animales y que minimicen la contaminación con heces, orina y encamado. Cuando los animales sean alojados en grupos, deben haber suficientes puntos de alimentación de forma tal que se minimice la competencia por alimento y para asegurarse que todos los animales tengan acceso al mismo, especialmente si el protocolo experimental requiere algún tipo de restricción de alimento. Los recipientes de almacenamiento de alimento no deben ser trasladados  entre áreas de distintos niveles de contención sin llevar a cabo el tratamiento necesario de los mismos. En todas circunstancias,  los recipientes deben ser limpiados y sanitizados regularmente.

La administración de la ingesta calórica es una practica aceptada para el mantenimiento a largo plazo de algunas especies, tales como algunos roedores, conejos y primates no humanos, así como de forma adjuntiva a algunos procedimientos clínicos, experimentales o quirúrgicos.  Una restricción calórica moderada en algunas especies puede producir mayor longevidad y reproducción, disminuye la obesidad, la incidencia de cáncer y los desordenes neurogenerativos.

Bajo condiciones regulares de alojamiento, debe tomarse en consideración los cambios en las necesidades biológicas que acompañan al proceso de envejecimiento. Por ejemplo, se conoce que las ratas y ratones con acceso irrestricto al alimento tienden a la obesidad, con los cambios metabólicos y cardiovasculares concomitantes, tales como resistencia a la insulina y presión arterial elevada. Estos y otros cambios, aunados a una vida sedentaria y falta de ejercicio,  pueden aumentar el riesgo de muerte prematura. La administración calórica puede afectar las adaptaciones fisiológicas en formas específicas de cada especie, y se puede llevar a cabo reduciendo la ingesta de comida o estimulando el ejercicio. En algunas especies, tales como los primates no humanos, y en algunas ocasiones, el variar las dietas nutricionalmente balanceadas y darle  alimentos altamente preferidos por el animal, tales como frutas frescas o vegetales, puede ser apropiado y aumenta su bienestar. El esparcir el alimento en el encamado o presentar parte de la dieta en formas que requieran que el animal trabaje para conseguirla, le da al animal la posibilidad de manifestar patrones típicos de búsqueda de alimento, los cuales en la naturaleza, abarcan una alta proporción de su actividad diaria.

En general, las dietas deben ser nutricionalmente balanceadas, ya que se ha documentado extensamente que cuando a los animales se les permite escoger entre dietas balanceadas y no balanceadas, no seleccionan las dietas balanceadas, sino las dietas altas en calorías y bajas en proteínas, lo cual tiene como consecuencia la desnutrición y la obesidad. Los cambios abruptos en la dieta, que pueden ser difíciles de evitar durante el destete,  deben ser minimizados, ya que pueden llevar a alteraciones digestivas y metabólicas. Estos cambios pueden ocurrir en omnívoros y carnívoros, pero los herbívoros son especialmente susceptibles.



1-2 of 2